Home » 2013 » September

Monthly Archives: September 2013

Periodismo postindustrial: adaptación al presente

“Periodismo postindustrial: adaptación al presente”, fue publicado originalmente en inglés por el Tow Center For Digital Journalism / Columbia Journalism School. Prólogo y traducción al español de José Cervera, nuevo defensor del lector de eldiario.es.

Las cinco ideas más importantes de C.W. Anderson, Emily Bell y Clay Shirky son:

1.- El periodismo importa.

  • “No todo el periodismo importa, por supuesto. Gran parte del que se produce hoy en día no es más que entretenimiento o diversión, pero en este trabajo nos referimos al denominado “noticias en sentido estricto”, “periodismo de responsabilidad social” o <el núcleo duro de las noticias>”.

2.- El buen periodismo siempre ha estado subvencionado.

  • “Las subvenciones suelen considerarse como sinónimo de financiación directa del gobierno, lo que plantearía problemas obvios y serios. Pero la subvención, en el sentido de una ayuda concedida a trabajos que se considera suponen un bien público, tiene muchas variantes. Puede ser directa o indirecta y puede provenir de fuentes públicas o privadas. Las donaciones de los ciudadanos son una subvención igual que lo es un subsidio gubernamental”.

3.- Internet acaba con el subsidio publicitario.

  • “Internet destruye la integración vertical porque todo el mundo paga por la infraestructura, así que todo el mundo puede utilizarla”.
  • “Además de los cambios producidos por la tecnología, la extensión de las redes sociales ha creado una nueva categoría de anuncios vinculados a los medios pero que no subvencionan la creación de contenidos”.

4.- La reestructuración es, por tanto, forzosa.

  • Periodismo postindustrial es “una frase usada por primera vez por Doc Searls en 2001 para definir “un periodismo que ya no se organiza en función de la cercanía a la maquinaria de producción”.

5.- Hay muchas oportunidades de hacer un buen trabajo usando nuevos métodos.

  • “Los periodistas ahora tienen acceso a mucha más información que antes como resultado de muchos cambios, desde el movimiento por la transparencia a la expansión de redes de sensores. Disponen de nuevas herramientas con las que crear explicaciones visuales e interactivas. Tienen canales mucho más variados para que su trabajo llegue al público —la ubicuidad de los buscadores, el ascenso de fuentes continuas (el timeline de Facebook, todo Twitter), las wikis como formato para incorporar nueva información”.

El informe completo puede descargarse aquí.

10 preguntas que hacer(se) antes de lanzar un nuevo medio

1.- ¿Cuáles serán sus principales fuentes de financiación?

2.- ¿Qué tipo de relación con los lectores quieres tener?

3.- ¿En qué se diferencian tus contenidos respecto a la competencia?

4.- ¿Cómo utilizarás los distintos soportes (papel, web, móvil, tableta…)?

5.- ¿Qué redes sociales utilizarás para hacer llegar la información a los distintos tipos de consumidores? ¿Hay diferencias dependiendo del tipo de red?

6.- ¿Tendrá licencia creative commons? ¿Qué implicaciones tiene?

7.- ¿Utilizarás el crowdfunding para lanzar el nuevo medio o para publicar algún tipo de reportaje?

8.- ¿Utilizarás las leyes de acceso a la información para elaborar noticias propias?

9.- ¿Te servirás del periodismo de datos y de recursos infográficos diferentes?

10.- ¿Establecerás acuerdos de colaboración con medios del mismo país o de otros países para compartir y publicar noticias?

En resumen, ¿Cuál es la <diferencia que lo hará diferencia>?

Datos, cultura cuantitativa y calidad democrática

«What gets measured, gets managed»
Peter Drucker

El objetivo de este artículo es estudiar la integración de una nueva cultura cuantitativa en la Administración Pública a través de procedimientos de transparencia y participación ciudadana. Para ello se analiza la relación entre científicos sociales, sociedad civil, medios de comunicación, gestores de lo público y actores políticos, en un nuevo paradigma en el que los datos se convierten en una herramienta fundamental para diagnosticar y resolver problemas, pero también durante el proceso deliberativo y de toma de decisiones políticas.

Desde esta perspectiva, y frente a un modelo en el que los científicos sociales intervienen en el análisis a posteriori, resulta necesario que estos se integren en el proceso mismo de discusión política, pública y social. Si bien, y ante la necesidad de unas políticas públicas basadas en la evidencia, es imprescindible que su función quede redefinida.

Las acertadas predicciones del matemático Nate Silver en los resultados de las elecciones estadounidenses de 2012 son quizá el ejemplo más representativo de esta nueva cultura cuantitativa que incorpora al debate público el trabajo y la experiencia del científico social. Luis Garicano (2012), al respecto, recuerda que «sus discusiones entraban en detalle en asuntos como la correlación entre los movimientos de los distintos Estados, la predictibilidad de la participación o la fiabilidad de diferentes tipos de encuesta». Este es solo uno de los ejemplos que nos permiten apuntar que el debate no solo puede y debe plantearse en términos morales (y de valores), sino también en términos de eficiencia y expectativas de resultados.

En este ejercicio constante de tensión en torno a la construcción de la opinión pública, Lippmann (1922) apuntó que «las opiniones públicas deben organizarse para la prensa, si se quiere que sean sólidas, y no ser organizadas por la prensa como ocurre actualmente».

Texto completo aquí.

Publicado originalmente en Telos con David Cabo.

Principales conclusiones del II Barómetro easypress.es sobre la profesión periodística

1.- « El 72% de los periodistas en activo considera que su trabajo está en peligro, frente al 66% de 2012».

2.- « Un 82% de los profesionales de la información cree que el periodismo ha

perdido credibilidad en la última década, frente al 72% de 2012».

3.- « El 82% de los periodistas atribuye a los medios digitales la misma credibilidad que a los medios tradicionales ».

4.- «Los periodistas otorgan ahora más credibilidad a los medios digitales (82%) que en 2012 (77%) ».

5.- «Los periodistas buscan información en gabinetes de comunicación (63%), agencias de prensa (54%), redes sociales (52%) y en otros medios de comunicación (43%)».

6.- « Las redes sociales (52%) se ganan la confianza de los periodistas como fuentes habituales de información, 10 puntos más que en 2012».

7.- « Sólo un 10% de los encuestados cree que el modelo periodístico de la prensa escrita evolucionará hacia la desaparición total del papel ».

8.- « Los encuestados se muestran escépticos ante el ‘periodismo ciudadano’ y sólo un 29% lo ve como una alternativa positiva para enriquecer la información».

9.- «Un 29%  se ha planteado crear un medio de comunicación por sus propios medios como salida profesional, un 10% tiene previsto hacerlo y un 16% ya lo ha hecho».

El informe completo puede descargarse aquí.

¿Cuánto vale la marca de un periódico?

El pasado 5 de agosto se anunciaba la venta de The Washington Post al director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, por 250 millones de dólares. Fundado en 1877, The Washington Post ha permanecido bajo el control de la familia Meyer-Graham desde 1933 (Katharine Weymouth, miembro de la familia Graham, continuará como editora después de la venta).

Por su parte, Jeffrey Preston Bezos fundó Amazon en 1994 y se le presume una fortuna de 25.000 millones de dólares, situándose en el puesto 19 según la lista Forbes de las personas más ricas del planeta. De esta forma, la adquisición de la cabecera estadounidense no llegará a suponer el 1% de su patrimonio (la circulación del Post había pasado de 706.135 ejemplares en 2005 a 582.844 en 2009, hasta llegar a 471.800 el año pasado y se había convertido en el octavo periódico en tirada de EEUU).

Casi simultáneamente, el 3 de agosto, la empresa editora del diario The New York Times anunciaba también la venta de The Boston Globe (además del Worcester Telegram & Gazette, entre otras empresas informativas que poseía el grupo en Nueva Inglaterra) a John W. Henry (dueño del equipo de béisbol Boston Red Sox y del Club de Fútbol británico Liverpool) por 70 millones de dólares.

Sigue leyendo aquí.

Artículo publicado en La Caja Abierta.